TIPOGRAFIAJUSTICIAHace unos días, las redes se hicieron eco de la creación de una tipografía muy especial. La Ayotzinapa Font quiere recordar a los 43 estudiantes secundarios de la Escuela Normal Rural secuestrados el 26 de septiembre del año pasado. Hablamos con los tipógrafos mexicanos Raúl Plancarte y Cristóbal Henestrosa creadores de la fuente.

“Ayotzinapa font nace bajo una necesidad de ayudar a las familias de los normalistas desaparecidos. Sentía que debía de hacer un esfuerzo proactivo por estas personas y expresar mi sentir hacia este tema, pues a veces parece que salir a marchar no es suficiente y uno desea participar en más acciones que en suma realmente puedan reflejar un cambio real y efectivo”. Plancarte es el primero en contestar, planteando su dolor y angustia por su país. “Me cuesta trabajo imaginarme en un futuro saludable para mi país, en el que pueda aspirar a que mis seres queridos tengan una vida segura y digna, en donde puedan vivir en paz y armonía. Estas inquietudes las platiqué con Cristóbal, y de algún modo sentíamos que estábamos en el mismo canal”.

“Sabíamos que los padres de los normalistas requieren apoyo económico”. Ahora es Henestrosa quien toma la palabra. “Buscamos la manera de que nuestra actividad, la tipografía, pudiera ayudar a ese objetivo. Nosotros donamos nuestro trabajo buscando que la gente que descarga la fuente haga una aportación económica a las familias”.

– ¿En qué se inspiraron para lograr esas formas tan fuerte en los trazos de la letra?
-(Plancarte)Teníamos claro que queríamos una letra condensada, sabíamos que nombraríamos a la fuente con el nombre de Ayotzinapa, el solo nombre enmarca muy bien el tema y la posible causa o uso que se le va a dar, teniendo en cuenta esto nos parecía una palabra con estructura larga, un diseño condensado nos parecía adecuado pues presenta un mejor rendimiento.

Otro factor fueron los mensajes que usa la gente en los carteles de protesta, y en los posibles identificadores que ellos generan, caso que nos originó no solo en pensar en un sentido plástico, sino también de reproducción, aventuramos en una letra de notorias características de esténcil se escuchaba bastante bien, los usuarios que lo desearan podrían desarrollar físicamente su esténcil para lograr sus piezas de comunicación a bajo costo, evitando las curvas también ayuda mucho al momento de cortar con un cúter o tijeras.

Ciertos alfabetos tienen éxito por determinados signos, el atractivo visual o su uso en particular puede ser un factor determinante en la elección de una fuente. El uso del signo hashtag o etiqueta, se ha vuelto popular no sólo en la comunicación electrónica, también en la impresa y manual en circunstancias físicas, para popularizar un tema o un grupo de personas, la cuestión aquí es que este signo que se presenta muy a menudo en los carteles o anuncios de los manifestantes, tiene una clara estructura lineal, quizá esto sea demasiado obvio de citar pero es un aspecto que tomamos en cuenta para enfatizar nuestra idea del uso de líneas rectas en el resto del alfabeto.

-(Henestrosa)Buscábamos una fuente que pudiera representar la fuerza de la sociedad manifestándose. Raúl tiene experiencia en el dibujo de letras callejeras, y es muy bueno en eso, así que él hizo las primeras ideas y entre ambos fuimos puliendo. La idea es que el resultado sea útil para la gente que tiene algo que decir sobre el tema y también que, al estar compuesta exclusivamente por líneas rectas, sea relativamente fácil de reproducir en una cartulina para producir un esténcil.

-¿Cómo creen ustedes que ha sido la reacción de los diseñadores ante esta cuestión tan dramática de los estudiantes desaparecidos?
-(Henestrosa) Según veo, en México los diseñadores gráficos normalmente se mantienen alejados de estos temas. Pero este caso ha sido tan impactante y tan doloroso para toda la sociedad mexicana que ha movido a mucha gente que normalmente no se involucra. Para mí este caso es sólo el más monstruoso dentro de una multitud de actos violentos vinculados directa o indirectamente con la llamada «guerra al narco», que comenzó en diciembre de 2006. Sé que esto es otra discusión pero no puedo callar que, en mi opinión, esta guerra ha estado perdida desde el comienzo, y no sólo en México sino en el resto del mundo. Para mí, parte de la solución a este problema es despenalizar las drogas.

-Ustedes recomiendan que su tipografía sea utilizada para ciertos proyectos en particular. ¿Pueden extenderse más en esa recomendación?
-(Plancarte)Está pensada para usarse en diversos contextos: desde carteles con contenido revolucionario y activista, hasta logotipos con una estructura urbana, espontánea y desafiante. Es ideal para mensajes con fuerza, solidez y decisión. A  veces pienso que la tendencia de ir tematizando una fuente es lo que puede ayudar a darla a conocer mejor.