PrintUn estudiante secundario de 14 años, Suvir Mirchandani, en Estados Unidos, logró demostrar como, por el sólo hecho de cambiar el tipo de letra de la Times New Roman a la Garamond, en los documentos impresos oficiales, el Gobierno estadounidense podría ahorrar varios  millones de dólares al año.

Todo comenzó como un proyecto de ciencias para promover la reducción de los residuos y, al mismo tiempo,  ahorrar dinero en la Dorseyville Middle School de Pittsburgh. Este joven decidió estudiar las posibilidades de ahorro en dos variables que lo preocupaban: la tinta y el papel. Y como, en su opinión, los estudios se habían centrado especialmente en el consumo de papel, decidió concentrarse en la tinta.

El  joven utilizó el APFill Ink Coverage Software, programa informático que le ha permitido comparar las cuatro tipografías (Times New Roman, Garamond, Century Gothic y Comic Sans) y su comportamiento en cuanto a parámetros de impresión y niveles de tinta. La conclusión ha sido que la Garamond utiliza significativamente menos tinta para las letras más usadas en inglés (a, e, o , t, r), por tener un trazo más fino.

Mirchandani envió el estudio al «Journal for Emerging Investigators», publicación científica de la escuela media norteamericana, donde quisieron extender el estudio para saber cuánto podría ahorrar el Gobierno, son esta sugerencia tipográfica. Analizando páginas publicadas por la Oficina de Impresión del Gobierno y el joven obtuvo similares resultados. Si la Administración Obama utilizara Garamond en todos los documentos oficiales en lugar de Times New Roman, se ahorraría 370 millones de dólares al año en costos de impresión.