Esta semana las féminas nos hemos adueñado de internet. Y es que dos casos particulares andan polemizando las a ratos retrógradas y descerebradas redes sociales.

Fue a inicios de semana cuando Rupi Kaur, una estudiante de la Universidad de Waterloo, Canadá, publicó una imagen que es una parte de su proyecto Period, sobre retórica visual en Instagram.

La imagen, tal como el nombre del proyecto, la retrataba en su cama con el periodo menstrual, con una ofensiva mancha de sangre en su ropa y en la cama. No pasaron un par de horas cuando desde Instagram eliminaron la fotografía por infringir las creencias Opus Dei de los creadores “Directrices de la Comunidad».

period_rupi
Rupi, contenta por haber logrado su cometido en base a su proyecto les dedicó las siguientes líneas:

“Gracias Instagram por darme la respuesta exacta para la que mi trabajo fue creado. Habéis eliminado una foto de una mujer que está totalmente vestida, con su menstruación. Y menstruar no va en contra de las normas de vuestra comunidad. La imagen, según vuestras normas, es perfectamente válida. La mujer está completamente vestida. la foto es mía, no está atacando a ningún determinado grupo. Tampoco se trata de spam. Y dado que no viola ninguna de esas directrices, voy a volver a publicar la imagen.”

rupi2

Luego de publicar nuevamente la imagen, desde Instagram la eliminaron por segunda vez. Rupi entonces acudió a tumblr, donde dio a conocer la situación y pidió a la gente compartir la imagen en todas los medios posibles.

En un ir y venir de polémicas, reblogs, retweets, compartir, etc. Desde Instagram le hacen llegar el siguiente correo:

 

instagraam

 

Para muchos, la historia termina ahí.

 

Otra de las historias de la semana comenzó en Islandia, cuando una estudiante de 17 años, Adda Þóreyjardóttir Smáradóttir, publicó una foto de sus pechos en twitter (hasta ahora la única red social que permite fotos de tetas) con el lema #freethenipple o Pezón Libre.
Luego de recibir muchos, muchísimos, comentarios pajeros, degenerados, retrógrados, misóginos, cavernícolas, la campaña empezó a crecer y Twitter se inundó de mujeres mostrando sus pechos desnudos.

 

free-the-nipple

 

Celebridades y hasta miembros del parlamento Islandés salieron a las redes sociales mostrando sus tetas y se pronunciaron en apoyo a la campaña.

Más allá de ésta campaña en particular o más allá de la foto de Rupi en Instagram, hay cosas graves que están pasando, o más bien, que siguen pasando.

Sabemos que los medios en general mienten, que los medios están pagados por empresas, religiones, millonarios, etc y que la información que llega a nosotros nunca es la que realmente está sucediendo en el mundo real. Pero, aunque no está bien, es en cierta manera “aceptable” que suceda con la política, la economía, los dineros de las campañas, los prestamos millonarios, los curas pedófilos, etc.

Pero no está bien la negación de la mujer, porque eso es lo que sigue pasando. Somos mujeres y menstruamos, todos los saben, nadie lo habla, pero se sabe, es tabú. “Déjala que debe andar en sus días” es una frase recurrente entre los cavernícolas misóginos que nos rodean. Mal llamados hombres.

También somos mujeres y tenemos tetas, y los pajeros se mueren por verlas, por qué? Porque son pajeros, y sexualizan a la mujer a tal punto de no importarle nada sólo señalarlas como una bolsa de carne con agujeros y con tetas, que sirven para pajearse. No flaco, no somos eso. En muchos casos, tenemos más cabeza que tu, que vives bajo el concepto de sociedad patriarcal, en la que supones, y te hacen creer que eres más inteligente, o tienes más derechos, o eres más práctico, o eres más bleh.

Eres un pajero, que piensa en tetas y culos todo el día y lo sabes. En simples palabras eres un GIL.

Independiente de mi opinión de los pajeros, el problema es que estas redes sociales, en las que creemos tener total libertad, donde “supuestamente” publicamos lo que queremos, están controladas por estos pajeros, en los que en su mononeuronal cerebro menstruación significa algo “asqueroso que no se debe mostrar” y tetas significa sexo.

Leí en uno de los tantos sitios que publicó la polémica del pezón esta semana, las reglamentaciones que tiene Facebook sobre las tetas, no las domino a cabalidad pero decía algo más o menos así:
Un pecho puede aparecer en una foto, pero sólo si es una mamá amamantando a un bebe, sólo si el pezón está completamente cubierto por la boca del bebé, si llegase a haber una distancia, o sea, si se ve el pezón, la foto no cumple con las reglamentaciones de Facebook y debe ser bajada y la cuenta suspendida.

¿Que tan ofensiva es una foto de una teta? Señor creador de esas reglas absurdas, le informo que usted también fue un bebé y estuvo pegado a la teta de su madre, y sospecho que le encantaba.

En el año 1936, durante la gran depresión, los hombres lograron, mostrar su pezones en público, antes era ilegal porque la sociedad lo consideraba demasiado provocativo. En el año 1936. MIL NOVECIENTOS TREINTA Y SEIS!!

Estamos en el 2015 y las tetas femeninas son ofensivas, y la menstruación de mal gusto. Por dios!

¿Por qué las mujeres somos tan ofensivas? No veo que sea ofensiva una nena de unos 17 años, con un escote hasta el ombligo y una pose sexualizada, eso no es ofensivo, no?

Hay una imagen que anda por ahí dando vueltas que describe perfectamente esta situación. (y a vos cavernícola pajero, si no entiendes inglés te la traduzco)

 

Nippple

Encuentro interesante como la sociedad no se preocupa y no le da importancia cuando los medios sexualizan a la mujer, cuando los hombres sexualizan a la mujer, cuando las escuelas y el gobierno sexualiza a la mujer. Pero en el momento en que la mujer está en control de sí misma y de su sexualidad está mal y es asqueroso.

 

Es hora de que dejen de sexualizarnos, de que empecemos como mujeres a respetarnos, y también esto va dirigido a la minita que lo único que quiere es trabajar en televisión mostrando el culo y las tetas.

Y con respecto a los cavernícolas misóginos, no creo que tengan vuelta, sólo esperar que las nuevas generaciones tengan un poco más de neuronas.

 

Que vivan las tetas y no me llames feminista ni loca, soy sólo una mujer que se respeta.

 

nipple

 

Puedes revisar más sobre #freethenipple en su sitio web y seguir a Rupi Kaur en Tumblr