tsumiki-sushi-set-1

tsumiki-sushi-set-2

Hay pocas cosas tan ricas como el sushi. Esas pequeñas piezas de arroz sin almidón, cubiertas, en el mejor de los casos, por una fina capa de salmón rosado, son de campeonato. Aunque, si hablamos de niguiris, el bloque con el langostino mariposa compite con el de pulpo por ser el mejor.

En Japón, la tierra del sushi, la firma de diseño japonés Plaplex ha creado algo que puede funcionar como un juguete infantil o como objeto casi de culto. Es el “Tsumiki-Sushi” que no es otra cosa que 45 piezas de madera, pintadas con colores mate, que tratan de asemejarse a los ingredientes finales de ésta comida oriental. Por ejemplo, dentro del set aparecen unas bandas elásticas de goma fina, negras, que funcionan como la famosa alga, la nori, que recubre los rolls. Y ya que hablamos de roll no dejan de llamar la atención esos cilindros blancos con un recorte perfecto en forma de cuadrado, para ser llenados con unos pequeños rectángulos de color naranja, amarillo, blanco, verde, marrón y azul.

La gente de Plaplex ha pensado en todos los detalles, tanto que la tapa de la caja dónde vienen las piezas puede ser utilizado como la típica base en la que se suele servir el sushi. El set de 45 piezas está agotado, sostienen en su página en japonés. Aunque algunos nipones aseguran que todavía puede conseguirse en algún “Todo por dos yenes” a  ¥ 7,400. Pero sin wasabi.