xANRmIrulNg

Saltaron a la fama con sus versiones de 60 segundos de películas clásicas como “Space Odyssey 2001”, “Trainspotting”, “Matrix”, “Star Wars”, “Aliens” y “Fear and Loathing in Las Vegas”, entre otras. El resultado es un resumen terriblemente condensado con mucho humor, donde la animación plana potencia la historia, sin olvidar los audios acelerados, de películas que duran 116 minutos (algo así como 6.960 segundos)  como “Back To The Future”. Ahora se acaban de meter con la última de Star Wars, Episodio VII – El despertar de la Fuerza.

Pero nadie ha podido entrevistar a los creadores de semejante micro expresión artística, los creativos rusos de la agencia de animación 1A4 Studio.

“Fue idea se le ocurrió a la gente de Pernod Ricard Rouss, la filial rusa de la francesa Pernod Ricard, y fue para su marca Jameson Irish Whiskey. Ellos querían que hiciéramos estas versiones en 60 segundos de las películas más famosas”.

Quien recuerda el origen de estos cortos es el ruso Vassily Chagin, productor ejecutivo de 1A4 Studio, quien se asoció con Mondo Media, el distribuidor multiplataforma de la animación para adolescentes y adultos jóvenes más famoso del mundo. De hecho, cuando Pernod Ricard Rouss dejó de auspiciar las micropelículas de 1A4 Studio, la gente de Mondo insistió para que siguieran.

-¿Cómo es el trabajo creativo para lograr tal síntesis?

-El principio que nos mueve es la ironía. Todo es cuestión de parodiar las películas originales. De ésta forma de trabajar se logra los mejores resultados. Usted consigue todo antes de empezar. Por eso, no creo que haya demasiada creatividad en todo esto.

-¿Cuántas personas trabajan en cada película?

-2-4, dependiendo de las tareas actuales.

-¿Cómo es la selección que ustedes hacen de las películas que se van a dibujar?

-En este proceso, lo que hacemos es tratar de seleccionar las películas que más han llamado la atención en el público. Sólo mirando detenidamente la original, se llega a buen destino. Aunque si recordáramos el original tal como es, el objetivo no se podría alcanzar.

-¿Qué fue lo más difícil de lograr?

-Lograr que la gente quiera pagar por esto.

-¿Cuánto tiempo toma normalmente para terminar una historia animada?

-Una producción típica lleva más de 100 imágenes por día. Speedrun contiene unos 1.500 marcos, así que un animador lo hace generalmente entre 15 y 20 días. Mientras que el período de producción de sonido tarda entre 2 y 3 días.

-¿Cómo fue el proceso de asociación con la revista Vanity Fair para realizar las versiones de 60 segundos de “Game of Thrones“?

-Ellos querían que trabajáramos mucho en los guiones. Y por supuesto que tuvimos que ver las 4 temporadas. Muchos de nosotros pudimos sobrevivir a ello.

-¿Cuál fue la adaptación animada que más les gustó hacer y por qué?

-No creo que los chicos sintieran “amor” por alguno episodios. Ya ves, es parte de la rutina de todos los días. No se supone que debas amar lo que hacés, en absoluto.

-¿Cómo llegaron a definir el estilo de sus dibujos? 

-¿Te referís a nuestros propios personajes? Nuestro director – que, de hecho, no es un animador, ni siquiera un artista- acababa de comprar Pocket PC hace 10 años y empezó a hacer bocetos divertidos en FlipIt. Él los exportaba como GIFs animados y la gente comenzó a compartirlos. Hasta que un día se dió cuenta de que él podía hacer varias de estas animaciones y combinarlas en un editor de vídeo, para obtener un producto más de acuerdo a los cánones de calidad de los medios de comunicación. Así que esa fue la forma en que comenzó, a partir de un tema de un músico independiente ruso, God’s Tail.