plastilinaCuando el farmacéutico alemán Franz Kolb inventó, en 1880, una masa que se podía moldear y que encima no se secaba, no pensó que serviría para crear letras. Algo parecido le ocurrió a la diseñadora gráfica ucraniana Olga Protasova. Ella nunca había pensado que esa masa de colores llamada plastilina con la que jugaban sus hijos le serviría para desarrollar su creatividad postergada.

“Todo nació como un juego con mi hija. Sólo estábamos jugando con formas y figuras, y luego las letras. Yo estaba tratando de averiguar la cantidad de veces que pueden transformarse sin perder la identidad de la letra”, comienza a contarle a Tiempo Argentino, desde Kiev. Ella reconoce, casi como confesión personal, que su vida profesional se complicó desde su maternidad. “Desde que tengo hijos no puedo dedicarle mucho tiempo a trabajar en la computadora. Por eso, la técnica infantil de trabajar con plastilina salvó mi vocación”.

– ¿Cómo es, entonces, el proceso creativo para lograr éstas letras tan particulares?
-Mi proceso creativo es igual todo el tiempo: primero yo pienso mucho en el proyecto. Experimento con formas y con color. Hago algunos bocetos. Entonces hago un montón de diferentes elementos. Esta etapa podría llevar un mes. Porque estoy bastante ocupada como madre! Así que actualmente estoy más organizada y le dedico alrededor de cuatro horas por día al trabajo.
Mis hijos son mi mayor inspiración. Y sus amigos también, por supuesto. Tenemos una increíble comunidad creativa aquí en Ucrania.
Después agrupo los elementos que se complementan y los pongo juntos. Entonces hago una fotografía y lo paso a la computadora para el retoque.
Y luego viene la etapa de promoción, eso es lo importante, a través de Facebook y de Behance.
Yo simplemente estoy experimentando y me estoy divirtiendo. El hecho de que miles de personas conozcan mi trabajo es una hermosa sorpresa.

– ¿Cuánto tiempo tardás en hacer una ilustración?
-Una hora para una ilustración con pocos elementos y de un mes para las más grandes. A veces puedo llegar más rápidamente a la imagen entera mientras mis hijas están durmiendo. Me he dado cuenta que puedo trabajar en cualquier lugar. En el parque, en el coche, en la oscuridad e incluso viendo una película.
 
– ¿Qué es lo que más te ha gustado hacer y por qué?
-Sobre todo me encanta lo que estoy haciendo ahora. Me niego a participar en proyectos que perjudican el medio ambiente o trabajar con la gente que no me gusta. Suelo ofrecer mi trabajo en forma gratuita para crear imágenes para las organizaciones de bien público.

– ¿Qué te inspiró a hacer las tarjetas postales por el día de San Valentín?
– Bueno, la historia tiene que ver con una conferencia que estábamos preparando. El evento era de tipografía y se realizaba en Moscú, el “Serebro Nabora”, y allí mi compatriota, el maestro calígrafo Oleksiy Chekal me contó su idea sobre lo qué era para él la Ampersand (&). Él veía una letra E que se había enamorado de una letra T. Y me  mostró, a continuación, la famosa fotografía de Times Square, donde un marinero sostiene en sus brazos a una enfermera mientras la besa apasionadamente. Entonces le pedí su permiso para utilizar esta hermosa metáfora para una postal para el día de los enamorados. Todo lo que yo pretendo es hacer que nuestro entorno sea menos aburrido. Mi segunda misión es inspirar, hacer, experimentar, buscar otras formas. Yo creo que hay tantas cosas que podemos hacer para que nuestra vida sea más brillante y no lo hacemos.

9ab45179be43443f3deca418638fe472

detalle

short