yJbahAv8hHU

A pocos días de iniciar su nueva gira, esta vez por tierras del sur, la banda británica se ha encontrado envuelta en un acto de censura. Si uno entra en la página oficial de los Rolling Stones podrá encontrar, además de la información detallada del América Latina Olé Tour 2016, en el extremo derecho de la página, un botón que dice Exhibition.

Exhibitionism, a eso se refiere el botón en cuestión, es una mega exposición en torno a los Rolling Stones que se realizará en la Saatchi Gallery de Londres. Es la primera muestra que se hace sobre ellos y que cuenta con algo más 500 objetos personales de la banda. Y si uno piensa en Mick Jagger, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts, la primera imagen que se construye en la mente es la famosa lengua. El mismísimo ícono creado por el joven John Pasche. En 1969, cansado de los diseños presentados por su discográfica, Decca Records, el mismísimo Jagger le encargó a Pasche, un estudiante del Royal College of Art de Londres (la famosa RCA), que pensara en algo fuerte para su banda.

“El concepto que marcó el diseño de la lengua era triple: había que representar la actitud antiautoritaria de la banda, la boca de Mick y expresar las obvias connotaciones sexuales”, dijo Pasche, en su momento, luego de cobrar sus humildes £ 50.

Fiel a este principio transgresor, Mick Jagger y Charlie Watts se reunieron el año pasado con el diseñador inglés Mark Norton, para que este último creara la gráfica que acompañaría la exposición que se inauguraría en abril en la capital londinense. Todo estaba bien hasta que las dos empresas de publicidad que comercializan espacios en el subterráneo y en las paradas de buses de Londres objetaron la pieza visual creada por el trío Jagger-Watts-Norton.

“When we saw the artwork with the mouth on the crotch we suggested to the client that it may not be approved in its current form and they revised the artwork, shifting the mouth slightly further up the body”. Esto que sostiene el portavoz de Clear Channel, empresa que comercializa los espacios en las paradas de autobuses, cambiando la ubicación de la boca, “ligeramente más arriba”, oculta un acto de censura que sorprendió a la banda, sin dejar de calificarla como tonta. “We are dumbfounded and perplexed at this rather silly decision. Perhaps something to do with the fact that it’s the Rolling Stones and controversy still seems to follow them everywhere”. Porque el anuncio cuestionado no hacía otra cosa que mostrar la lengua creada por Pasche superpuesta, en forma casi ingenua, sobre la entrepierna de una mujer enfundada en una bikini verde fluo.

2_STONES_POSTERS

La propuesta visual tan controvertida era muy similar, en cuanto al escorzo del cuerpo femenino, a la portada del disco decimoséptimo de los RS, Undercover, cuyo concepto original, dirección de arte y diseño pertenecía al diseñador norteamericano Peter Corriston. Él había realizado cuatro discos consecutivos de los Rolling Stones (Some Girls, Emotional Rescue, Tattoo You (por la que ganó un Grammy en la categoría de “best album package”) y Undercover) y había trabajado, para ésta última, con el ilustrador norteamerina Hubert Kretzschmar (sin que esto se conociera públicamente).

mzi.vyrkdesp.600x600-75