Después de su brutal vídeo Bitch Better Have My Money, donde Rihanna nos mostró su lado más oscuro y gore, (con mucha sangre de por medio). Hoy nos confirma que esa imagen de chica ruda le quedó gustando.

Y es que con la excusa de (Halloween) promover una nueva aplicación de Realidad Virtual en 360º, la misma que te mostramos con The Weekend hace unos días, Rihanna liberó una serie de 4 micro clips, donde podemos ver “la sala de torturas” con plásticos en el piso, tal como lo haría Dexter (que buena serie por diossss), y mucha sangre,  muchísima sangre.

Todo comienza con una cámara subjetiva, donde Rihanna sentada en un sillón muy al estilo de El Padrino, acaricia a su perro. Luego la cámara cambia  al secuestrado, y ahí vemos como Rihanna tortura y le corta la lengua (para luego sacarse una foto) y la mano izquierda a la víctima.

 

El vídeo es bastante hardcore, si aun no desayunaste o si estás comiendo en este momento, no sigas viendo este post.
Bon Appetit!