A principios de 2015 el studio londinense HarrimanSteel fue el encargado de recrear el proceso de fisión nuclear a través de una analogía audiovisual que incluyó 2.100 pelotas de ping-pong, 1650 ratoneras y 120 metros de las luces LED. Todo esto encargado por Pepsi.