4a2tSJZ8NPU

Como a uno de los dos responsables de Visualmente.info le gusta el grupo inglés New Order, este post será terriblemente personal. Es que la banda comandada por el guitarrista Bernard Sumner acaba de festejar los 33 años de uno de sus temas más antológicos de su discografía.

A tres años de formada, y manteniendo intacto la herencia de su anterior banda, la post-punk Joy Division, New Order logró que “Blue Monday” se convirtiera en el disco de 12 pulgadas más vendido de toda la historia.

La cosa fue así. Sumner (voz, guitarras, teclado y sintetizador), Peter Hook (bajo y voces), Stephen Morris (batería, batería electrónica y sintetizadores) y Gillian Gilbert (teclado, sintetizador y guitarra), estaban tratando de descular cómo funcionaba un secuenciador junto con una caja de ritmos (esa que permite componer, programar y reproducir patrones de ritmo mediante un secuenciador interno y un generador de sonidos de percusión). Cuando por error, después de varias horas, se encontraron con un redoble de bombo que, sumado a los sintetizadores de Summer y Morris, fue casi una epifanía musical.

Hoy, ese error electrónico cumple 33 años y The Orkestra Obselete se anima con su versión. En este punto debemos aclarar que es The Orkestra Obselete. Es casi un experimento o un laboratorio de sonidos, donde sus integrantes se han especializado en rescatar instrumentos (o partes de ellos) de época anteriores, en muchos casos olvidados.

Por ejemplo, en ésta versión de “Blue Monday”, el bastidor de un piano que es golpeado casi tribalmente con unos mazos puede sonar como el bajo de Hook, o una celesta, que no es otra cosa que un instrumento musical de percusión, pero con la apariencia de un pequeño piano vertical, puede reemplazar los teclados de Morris Gilbert. Y lo de Sumner, en versión ukelele, es de otro tiempo, de verdad. Como ellos proponían cambiar el Manchester de 1983 por uno, muy diferente, o no tanto, de 1933.