Hace unos meses compartimos el trabajo fotográfico de Mike Brodie, quien vivía del Train Hopping, subiéndose a trenes de carga por todo Estados Unidos como método de sobrevivencia. Eran jóvenes sin futuro en busca de una mejor vida, que viajaban en viejos autos y trenes, vivían en casas okupas y tenían trabajos temporales.

Hoy en día esta práctica sigue existiendo, pero los jóvenes están cada vez más conectados. El antiguo mapa de papel lo reemplazaron por GoogleMaps, la cámara análoga por la cámara de su celular y el revelado por una cuenta en Instagram. Sus celulares inteligentes les sirven para saber ubicarse en el país, saber donde pueden bajar, donde pueden encontrar trabajo y estar en contacto con sus familias. Estos son los vagabundos 2.0.

Hoy en día existe un foro en Reddit: r/vagabond, con más de 10,000 miembros dedicado a los autostopers, pasajeros ilegales de trenes de carga, mochileros,  los que viajan en automóvil o van, okupas, vagabundos y otros viajeros sin hogar, que recorren el mundo en busca de un mejor estilo de vida.

Sin duda esta es una generación joven que nunca ha vivido sin internet, el uso de sus tabletas digitales y celulares inteligentes formaron su infancia y ahora les facilita su vida antisistema. Algo contraproducente pero que si lo pensamos fríamente es muy útil. De lo único que dependen es de encontrar un lugar con electricidad y de la duración de la batería de sus dispositivos, de ahí en más todo es aventura.
Molly Steele es una chica de 26 años que viaja en auto sólo con un equipo de camping y comparte cada uno de sus viajes en su cuenta de Instagram.

Antes de ser una rubbertramps (quienes viajan en auto o van) Molly estuvo trabajando mucho y ahorrando para comprarse un nuevo automóvil, pero en vez de comprarlo, abandonó su vida anterior y ahora hace lo que quiere – según dice.

 

“Crecí con internet y compartir siempre ha sido parte de mi vida, debido a la edad que tengo. Es la era en la que me tocó vivir. Es normal compartir fotos de los que estoy haciendo”.

 

Ahora Steele pasó de vivir de ahorros y de subir fotos a Instagram solo por placer, a ganar dinero vendiendo copias de estas fotos a través de su website y haciendo fotografías a pedido.

 

Acá te compartimos parte del trabajo de Molly.

 

11142250_1054025304627595_410662247_n 11085109_1605963379621963_1053758546_n 11184454_852016978220775_562488320_n 1515434_815280971897280_1863934162_n 11242638_1589296784671308_1718478910_n 11193179_846433095477770_1260504974_n 11084883_1428021910833683_169520122_n 11137951_384781401709226_2011882058_n 11190694_1422910968027308_2093661819_n 11084830_1015051558523794_1931057554_n 11117025_869791446411248_1910891978_n