Mi México Querido, por Alain-Gilles Bastide

Imagen 53

Imagen 2 Mexico City es una ciudad que me hizo soñar desde chico. De grande, tuve

la oportunidad de conocerla un poco, de transitarla varias veces desde 1979,

de vivir unos meses en ella en 1999, unas semanas en el 2007 … Asi que

la conocí un poco “sobre el tiempo” como se dice. Esta vez, por la invitación

que me hizo la Cumbre Mundial del Diseño en Prensa, me quedé en ella 10

días, justo en la época del Día de los muertos. Justo en esos días cuando se

produce una explosión de colores y de vida, de alegría respetuosa que honra a

la muerte. Que maravilla ! Que suerte.

Sea en Coyoacán, en La Roma, La Zona Rosa o en el Zócalo, la ciudad me

pareció algo diferente desde mi última estadía. Algo en el ambiente, en la gente

como en el entorno. Algo de paz, de tranquilidad. Sin presión que alimenta la

paranoia, la opresión. Se respiraba diferente. La limpieza de las calles no tiene

nada que envidiar a las calles de Paris, y le gente que en ellas circulan son

mucho más “frescas” y sonrientes.

El nexo social aquí se abrió cuando lo están cerrando en el Viejo Continente .

Ya Mexico City no es anxiogeno como pudo serlo 15 años atrás.. Bueno … no

conozco todas la Colinias obvio, pero nadie las puede conocer, la dimensión de

Mexico City es algo que solo se puede captar viviendo en ella.

Es un mundo y hay de todo en un mundo. Es una “Megapole”. Paris a su lado

es casi un pueblo. Regresé a Francia más enamorado de ella, de La Ciudad de

México.

Cultura, debate, allá se piensa, se cruzan ideas, se ríe, se lucha … Vimos

los “Tags”, bajo de los puentes, en muros inmensos, … Hay que hacer un

libro y un circuito turístico con eso amigo… Tanta cosas. Yo regreso a México

cuando sea.