LOMEJOR2012

Hablar de infografía para estudiantes universitarios es una aventura que no siempre termina bien. Por lo general, los artistas gráficos son pésimos charlistas y el público es muy perceptivo. Seamos sinceros: una charla sobre infografía sólo puede resultar interesante para otros infógrafos. Por más que uno sea un Serra, un Ondarra, un Catalá o un Sicilia, es casi imposible que los jóvenes estudiantes de diseño se muestren interesados en las infos periodísticas.

El 28 de agosto, la Universidad Nacional de Lanús inauguró con nuestra charla un ciclo de diseño que duró un mes, con profesionales de la talla de Carlos Venancio, Pablo Siquier y Hernán Kourian.

Imagen 3
A un poco más de 14 kilómetros de la Capital Federal se encuentra la Universidad Nacional de Lanús. Lo que antes eran unos talleres ferroviarios y playa de maniobras hoy da paso a unas construcciones poderosamente funcionales divididas en varios pabellones con nombres populares. Un poco más alejado de los pabellones principales, casi en el límite del campus, funciona un cine universitario cuyo nombre ya nos provoca respeto. El cine Tita Merello ofrece funciones de con lo más artístico y refinado del séptimo arte. Pero ayer, pasadas las 19, sus entrañas albergaron otro tipo de imágenes, tal vez, más paganas. Es que en el marco del Ciclo Anual de Conferencias de la Licenciatura en Diseño y Comunicación Visual se presentaba Infografreak.
Imagen 6
Imagen 5
Con la presencia del Director de la Carrera de Comunicación Visual de la Universidad, el diseñador Gustavo Pedroza, en primera fila, y del responsable de la organización del ciclo anual, el arquitecto Gustavo López, y más de 70 estudiantes de los distintos niveles, comenzamos a desgranar esto que hacemos en los diarios y revistas. Antes, fue la presentación emotiva de nuestra colega, la profesora Fernanda Aleixo.
Imagen 7
Imagen 10
Ayer nos preguntábamos cómo hacer para conmover a un auditorio poco acostumbrado a informarse por los diarios. Es que no dejaba de ser complicado sostener una postura visual que tuviera que ver con las noticias, cada vez más aburridas y lejanas a su mundo de interés. Es que el periodismo visual ha perdido la capacidad de llegar a los nuevos lectores por soberbia o simplemente por miedo ante el olor a espíritu adolescente.
Imagen 4
Imagen 9
Pero si uno se basa en la cantidad de preguntas que se hicieron durante el tramo correspondiente o el tiempo que se quedaron casi todos cerca del escenario hablando con nosotros, cuando todo había terminado, la cosa no ha sido en vano.
Por eso, este lunes 3 de septiembre, vamos a la Universidad de Buenos Aires, invitados por la Cátedra Melon, para seguir hablando de esto nuevo en infografía.