En febrero de 2012 tuvimos que hacer una info sobre un tema recurrente. Era el décimo intento por hacer algo interesante con un tema aburrido. Los premios Oscars siempre son tratados con desprecio por los departamentos de infografía de los diarios. Tanto que se suelen pelear entre diseño e infografía por no hacerlo. El producto que suele publicarse parece el resultado de un empate en esa pelea, con la posterior realización de parte de un redactor de Espectáculos a través de un procesador de texto. Este año, El norbi intentó hacer algo distinto y funcionó.

OSCAR

Hoy los diarios tienen una nueva oportunidad para hacer algo distinto. Siempre los departamentos de infografía se enfrentan a noticias cíclicas como la de la entrega de los premios Oscar de esta noche. Porque es realmente imposible que el lector dominguero no quiera enterarse de cuáles son las candidatas a mejores películas, cuáles son los considerados mejores directores y cuáles serían los actores y actrices capaces de alzar el trofeo.
Imagen 61
Imagen 57
Ese desafío anual generalmente no es tomado como tal y lo que se recibe en las páginas de espectáculos no suele superar la típica gráfica de doble entrada propia de los suplementos económicos, como las candidaturas y las categorías premiables.
Pero hoy un diario intentará hacer algo distinto.
Siempre El Norbi ha tratado de hacer algo más o menos creativo con este tema repetitivo, cuasi aburrido. Por eso, para hacerlo menos previsible, hoy publicó una nueva infografreak a doble página, en el centro del suplemento de ES (Espectáculos) del diario Tiempo Argentino.
Allí aparecen las principales categorías repartidas como si fueran parte de elementos que tratan de llegar a un lugar, como si fuera un laberinto. Como esos que uno busca en diarios y revistas para unir con una lapicera.
La idea original se enfrentó con la realidad y fue complicada realizarla. Hasta último momento del cierre, El Norbi creyó que no se podía hacer.
Imagen 56
En primer lugar, y a diferencia de los laberintos impresos, todos los candidatos (elementos) tendrían que tener la posibilidad cierta de llegar hasta el Oscar. Luego eran necesarias las típicas trampas visuales que estos juegos tienen para mantener el espíritu deportivo. Lo que si fue un agregado interesante fue tratar de complicar visualmente la salida del trazo de algunos nominados para demostrar que los mismos no eran candidatos a ganar la estatuilla.

Para ver la imagen a tamaño real haz click acá