LOMEJOR2012spinettaImagen 16

Hace un año, el destino nos encontró una noche de febrero tomando unas cervezas, cuando, sin aviso previo, casi sin anestesia, en la televisión anunciaban la muerte de Luis Alberto Spinetta. Al fotógrafo Fabián Trapanese (con el que estábamos tomando esas cervezas) esta noticia le cambió la cara. Una mueca extraña que, hasta esa hora, no se había hecho presente. Y eso que pasamos muchas horas en ese bar de Palermo. Es que a El Trapa le llegaba mucho la poesía del Flaco. Después me mostró una fotografía que le había hecho, para publicar en el suplemento joven del diario Clarín, el Si, donde había empezado. Del otro lado, el ilustrador uruguayo Ramiro Alonso (con el que también tomamos otras cervezas), quiso recordar al Flaco Spinetta con un dibujo casi bocetado. Queríamos recordar estas dos visiones del poeta, sin tristeza, como una celebración. Como una brisa de verano.