(Hace unos meses, en noviembre del año pasado, publiqué junto con el editor de la sección “Sociedad” del diario Tiempo Argentino, Gabriel Giubellino, un reportaje que le hicimos al infógrafo español Jaime Serra. Por cuestiones varias, la edición terminó siendo muy mezquina con el entrevistado, quien se brindó sincero a la requisitoria. Mucho había quedado en el tintero de una charla-reportaje que se había hecho en el agosto porteño del 2014. Hoy, Serra vuelve a Buenos Aires, casi como diciendo nunca me fui, como pancho por su casa y nos muestra su nuevo experimento para vivir. Aquí el reportaje completo, con la versión en papel publicada y las fotografías del fotógrafo Mariano Martino)

jaimeserra

-Es indudable que hay una crisis del papel. ¿Cuál es tu reflexión sobre esto?

-A ver, es muy loco hoy en día hacer algo en papel. Suena decimonónico. Todo un trabajo que una vez terminado, se le pone tinta con unas tremendas máquinas a unas finísimas fetas de madera, y luego un montón de señores lo cargan en camiones… Es cosas del pasado, pero, ¿cuál es la alternativa? La pantalla, la verdad. El papel está cojo, tiene el tiempo contado, pero ese no es el verdadero problema del periodismo.

-¿Cuál es el verdadero problema?

-Que no se hace periodismo de calidad porque vale dinero, porque es caro, porque el dueño del diario puede ser un tiburón de las finanzas que lo piensa como un negocio a corto plazo, y entonces no puedes tener un enviado especial a, no sé, Gaza. Y en la web estamos regalando el mismo contenido que doy en el papel, entonces sería de idiotas comprarlo si lo damos gratis.

OK JAIME SERRA SOCIEDAD MARTINO 020814 (4)

-Lo visual, ¿qué puede hacer por retardar la muerte del papel?

-Si hiciéramos el diario como a principios del siglo pasado, estaría muerto. Está bien, lo podemos hacer más ágil, simple de leer, son cosas que ayudan, pero son paliativos, no son una solución. Las infografías tienen que ver con la irrupción de los medios más visuales, la televisión, internet, pero siempre te van a ganar. Pueden jugar con una galería de fotos infinita, con la interacción.

-¿Qué paso con los interactivos? El programa Flash pasó de moda.

-Ahora la moda pasa por Big Data, el periodismo de datos, transformar grandes volúmenes de datos en información y que sea entendible visualmente. Pero en este fenómeno de la visualización de datos, el periodismo es algo menor. El verdadero lugar del Big Data es el marketing, la venta. Por lo que realmente recogemos, almacenamos y desarrollamos criterios para visualizar esos datos, es la guita. Y esa guita no está en el periodismo: está en Facebook, en los dispositivos móviles que recolectan los datos que damos amablemente y ahí la gente de ventas y marketing de las grandes empresas realizan un relevamiento exhaustivo de nuestras conductas hasta un nivel superior al que podemos saber. Porque cuando compras mayonesa, ¿tú que compras? Yo qué se. Ellos sí lo saben. Saben, es un almacenamiento de datos impresionante.

-¿Por qué seguís en prensa?

-Buena pregunta.

OK JAIME SERRA SOCIEDAD MARTINO 020814

-¿Por qué de algo hay que vivir?

-Ese es un argumento irreprochable, pero hombre, La Vanguardia es un diario que se permite hacer buen periodismo. Es un diario que tiene un propietario, una familia que responde. Más allá de que estés de acuerdo o critiques su idea, esa persona responde a lo que sea. He trabajado en La República de Perú, y El Comercio. Nada que ver uno con el otro, de dos familias muy distintas, pero tenían un punto en común. Cada uno con sus valores, uno desde la derecha, el otro desde la izquierda, tenían un punto en común. Eso de decir nuestra familia puso la cara por esto, yo tengo un deber ciudadano,. Cuando hablas de La Vanguardia es lo mismo. Pero cuando en un medio quien decide es un tiburón de las finanzas, ¿cuál es el compromiso? Por eso valoro que el propietario sea una persona pública, comprometida con el diario. Ese marco te garantiza todavía hoy hacer periodismo de cierta calidad, en medio de esta crisis general en el sector. Es un argumento para seguir haciendo periodismo.

–Llevas en esto 25 años, participaste de uno de los rediseños del diario Clarín, entre otras cosas, pero cada vez te interesan más otros aspectos, como el arte. Siempre hablás de que la infografía no es arte, pero el arte puede llegar a ser infográfico.

-El arte puede utilizar cualquier lenguaje. La infografía es una herramienta para comunicar. Como la palabra, podés usarla para contar fantasía o datos. Pero la infografía es un lenguaje que nace muy vinculado a la ciencia, muy vinculada a lo supuestamente objetivo. Y no se utiliza para contar la fantasía, la subjetividad, la historia inventada. Aparece más vinculada a los hechos, a los datos, a la estadística. Lo que me interesa más ahora es ese lenguaje para contar historias, otras realidades que tienen mucho que ver con lo personal. Un lenguaje para contar subjetividades es arte. Y eso te mantiene todo el rato en el filo entre el periodismo y arte, un filo muy conflictivo. En eso soy muy estricto, tengo muy claro que es, para mí, periodismo y qué no lo es. El periodismo no es arte.

OK JAIME SERRA SOCIEDAD MARTINO 020814 (1)

-¿Te pasa muy seguido ese conflicto?

-Todo el tiempo te vas a terrenos alejados de lo que debe ser el periodismo para mí. Y un medio de comunicación no es el lugar para hacer arte. Que (Robert) Cappa termine en el MOMA, por ejemplo, está bien, pero cuando hacía las fotos, pensaba en el medio de comunicación. Pasado el tiempo hay un acuerdo, una convención en que eso es arte, pero cuando lo hacía, hacía periodismo. Yo tengo que pensar siempre todo el tiempo en ese límite porque me interesa que tenga una manifestación que vaya más allá del periodismo. Trabajo en un medio que me permite eso, los domingos, el día de mayor tirada, un lujo. Tiene el formato de columna de opinión y estoy investigando hasta con la posibilidad de quitar el título escrito.

-Sos exigente, bastante talibán en cuanto a lo que es el periodismo. Ahora, con esta lectura que tenés, donde le mostrás al lector otra forma de hacer periodismo. Vos, ¿experimentás por una cuestión lúdica?

-Experimento porque sino me aburro. Con todo el respeto por el que hace toda la vida lo mismo y es un apasionado de eso. Pero yo no soy así. ¿Esa investigación puede ser buena para el periodismo? Seguro que si, aunque sea para decir esto es malo, horrible.

 

Para tener en cuenta:“Infografía, datos y verdades”
Conferencia a cargo de Jaime Serra en el marco del Medialab CCEBA

6 de julio 2015 – 19.00h
CCEBA Florida 943