El pasado mes de abril el volcán Calbuco, ubicado al sureste del lago Llanquihue en el sur de Chile, erupcionó tras permanecer 43 años inactivo.

En esos días el alemán Martin Heck y su equipo estaban filmando timelapses en la Patagonia chilena. Heck cuenta que iban en un ferry hacía el sur cuando se enteraron de la erupción. “Vimos una nube casi nuclear justo cuando nos habíamos ido hace un par de horas.”

Después frenéticamente buscaron un buen punto de observación, ajustó una Canon 6D, una Sony A7s y una Pentax  645Z para capturar los fotogramas a 4K y 8K por un lapso de tiempo.
“Nos llenó casi todas nuestras tarjetas de memoria de la noche anterior, así que tuvimos que hacer copias de seguridad mientras seguíamos capturando”.

“Esto fue sin dudas el show más increíble que he visto. Creo que es algo que se ve una sola vez en la vida y estoy feliz de que hayamos podido registrarlo en toda su gloria”