fridauchavelaA simple vista, a uno le cuesta imaginar una historieta donde el personaje principal sea una cantante de música ranchera, género folklórico relacionado con los mariachis. Pero si la cantante de la obra es la gran Chavela Vargas, la cosa empieza a tomar otro color. Si a este relato, como si fuera una receta de la cocina latinoamericana, se le agrega la presencia de una artista plástica llamada Frida Kahlo, la historia comienza a circular por caminos intrincados.

“Cuando me compré las memorias de Chavela, volviendo de México, hace unos 15 años, encontré que su vida era muy interesante para tenerla en cuenta como cómic”, recuerda el ilustrador catalán Tyto Alba a Tiempo Argentino. 

“La idea nació porque me llamó mucho la atención el momento preciso en que sus vidas se cruzaron en esa casa. Y después de haber visitado la casa-museo, me pareció muy interesante imaginar juntas a dos mujeres tan interesantes”.

-¿ Y que trata de contar esta historia que llevaste al cómic?

-Lo que busca es recrear la amistad entre esos tres personajes, Chavela, Frida y Diego Rivera, a partir de anécdotas contadas por Chavela y al mismo tiempo revisar las biografías brevemente de cada uno de ellos.

-¿ Por qué Diego Rivera aparece como una especie de sapo en el relato?

-Solo aparece como sapo en la portada y un par de viñetas. Frida le llamaba asi cariñosamente por su parecido y a él mismo le hacía mucha gracia esa comparación. Tanto fue así que hasta él mismo se dibujaba de esa manera. También Frida lo dibujaba como un sapo en varias cartas y notas.

– En sus memorias, ¿Chavela habla mucho de Frida?

-Esas memorias están sacadas de entrevistas en las que siempre repetía las mismas anécdotas. En verdad eran muy poquitas cosas y nunca entraba en detalles sobre su relación más íntima con ella.

– En tu relato visual vos evitás concluir sobre si existió o no una relación amorosa entre ellas. ¿Por qué creés que los diarios han tratado de instalar como cierta una relación lésbica?

-Chavela siempre afirmó que habían tenido una historia de amor, pero nunca había querido contar más, así que preferí respetar ese silencio. Aparte de que nunca quedó claro si fue cierto o si fue una invención suya. De todas formas algo de eso aparece en el libro ya que ella es la protagonista y es ella quien narra la historia. Solamente es que ella no entra en detalles y yo tampoco.

-¿Cómo trabajaste en éstas viñetas tan particulares?

-Tardé, más o menos, un año y medio desde que empecé a bocetar las primeras viñetas. Soy bastante artesanal, pero en este caso el color lo he puesto en el ordenador. El dibujo es a lapìz y tinta. Pluma, rotuladores, pinceles…

-¿ Cómo es el encuentro entre estos dos mundos estéticos tan diferentes? Entre  el arte autorreferencial de Kahlo y el romanticismo hecho canción de Chavela.

-Creo que ambas tienen bastante de esos dos mundos, en verdad las siento muy parecidas. Sea como sea lo que se ve en el cómic es el encuentro entre tres personas especiales que se hacen amigos y conviven un tiempo.

008