Bajo el nombre de “Don’t measure a woman’s worth by her clothes” se ha conocido una campaña publicitaria que muchas agencias envidiarían. Creada para Terre Des Femmes, una organización suiza de defensa de los derechos humanos que se centra en la igualdad de género, por los alumnos de la Miami Ad School Europe, de Hamburgo, Alemania, sorprende por la limpieza de la idea y el concepto visual minimalista, austero.

Es muy irónico y busca recordar la actitud machista que evalúa a la mujer según cómo ésta se vista. Los estudiantes, coordinados por los tutores Salvatore Russomanno y Niklas Frings-Rupp, bajo la dirección de arte de Theresa Wlokka, buscan establecer una vara de medición, muy infográfica, sobre el escote de un vestido negro, por ejemplo. Allí, en tipografía muy pequeña, con la sutileza de los que saben, sin gritar, se puede leer, desde arriba para abajo, mojigata, pasada de moda, aburrida, jodona, descarada, buscona, y puta, en sus dos acepciones.

Esto se repetirá al evaluar el alto de los tacos, pero al revés (cuanto más alto es el taco, más puta es). Y lo mismo con la pollera.

Las fotografías, que también pertenecen a Wlokka, llaman la atención por su iluminación tan austera como pulcra, que hace que los conceptos misóginos y salvajes sean cada vez más ridículos.

Una campaña que demuestra que se pueden decir muchas cosas cuando se tiene un puto concepto, uno sólo.

terre_des_femmes_aotw terre_des_femmes3_aotwterre_des_femmes2_aotw