En 1985 el dique artificial que protegía al pueblo Argentino de Epecuén fue destruido y lo que alguna vez fue una concurrida ciudad turística fue prácticamente borrada del mapa.

 

Fundada alrededor de 1920 rápidamente se expandió en tamaño gracias a la popularidad de las aguas terapéuticas del Lago Epecuén.

Para los 50’s Epecuén (Primavera Eterna) tenía una población estable de 1500 habitantes quienes atendían a los turistas provenientes principalmente de Buenos Aires, buscando curar sus dolencias y flotar en el agua salada del lago.

En su auge, el pueblo atendía a mas de 20,000 turistas por año. Epecuén crecía, pero donde hay sal, alguna vez hubo agua y algunos de sus residentes creían que el agua alguna vez volvería.

En 1985, después de un período de clima húmedo, el lago había crecido, y finalmente el dique que protegía el pueblo fue rebasado. Para 1995 el pueblo estaba sumergido bajo más de 10 metros de agua corrosiva y los residentes y los turistas ya se habían marchado del lugar.

Debido a los cambios climáticos y las resultantes alteraciones en los patrones del tiempo, en 2009 las aguas comenzaron a descender y la ciudad comenzó a resurgir de las cenizas.

Lo que quedaba de la alguna vez colorida ciudad estaba ahora incrustada en una capa de sal, rodeada por las señales erosionadas del pasado de la ciudad. Los árboles muertos que alinean la calle le dan al lugar una sensación apocalíptica y la ciudad está disfrutando de un renovado envión turístico gracias a su ambiente fuera de este mundo.

 

Danny MacAskill, es un rider profesional de street trial bajo el patrocinio de Inspired Bicycles Ltd, nació y creció en Dunvegan, en la Isla de Skye, al noroeste de Escocia y escogió Epecuén para filmar su última película con RedBull.

El video dirigido por Dave Sowerby nos muestra a Danny haciendo lo que mejor sabe, montar su bicicleta en paisajes donde desafía el equilibrio y la gravedad.

“Después de ‘Imaginate’, un proyecto alucinante, pero a la vez intenso, quería volver a montar mi bici en spots callejeros increíbles que no hubieran sido explorados antes. Epecuén es un lugar que ha estado en mi mente durante un tiempo y ahora tengo la oportunidad de montar allí. Es un sueño cumplido”.

 

 

Y tu, ¿qué esperas para salir a pedalear por tu ciudad?