CHAU

Creatividad y adversidad no siempre se llevan bien. Muchas veces se llevan de patadas. He tratado de entender que pasa por la cabeza de un profesional de lo visual, por hacerlo amplio, cuando se produce la muerte de una celebridad mundial. Eso que para los que escriben es una simple frase “Murió quien hacía feliz a chicos y grandes” o, también, “Se nos fue sin querer queriendo”, en un poderoso arranque de creatividad y conocimiento del personaje. Pero esa linealidad casi de molde o ese juego de palabras de dudoso buen gusto muchas veces son superados por el aporte visual. Imágenes fallidas, dibujos casi burlones hasta juegos tipográficos morbosos hacen que el resultado supere tímidamente un trabajo de estudiante de primer año.

En nuestros talleres de creatividad aplicada, en línea con el “Manual de Autoayuda Infografíca” (se viene el último paso de los “10 Pasos para llegar a la felicidad visual”) tratamos de ayudar a evitar estos actos fallidos del pensamiento lateral. Es necesario trabajar más la cabeza que las manos. El periodismo visual necesita más de las ideas que del Photoshop. Cuando nos enteramos que había muerto Chespirito-Chapulín empezamos a pensar en hacer algo. Barriles vacios, frases sacadas de contexto y martillos rotos flotaban en nuestra mente. Pero nuestra opción fue sintética, de rápida recordación, sin artilugios del retoque. Sólo un logo, un ícono, ese pequeño símbolo, sirvió para decir todo. Cuatro letras dibujaron un simple “CHAU” tipográfico, tomando las “C” y “H” originales y trabajándolas con simpleza.

  • Juan Durán

    Muy de acuerdo con lo que el maestro colega Norbero Baruch escribe hay que trascender mas alla del uso de las diferentes herramientas de diseño para poder crearun buen concepto y explotar mejor las ideas y no caer en lo de siempre, la primera idea que se nos viene a la cabeza.
    No hay que quemar los recursos solo hay que saberlos utilzar de la manera correcta y con buen gusto hay que poner a nuestros lectores a pensar y nosotros los diseñadores a marcar la diferencia…
    Un ejemplo muy palpable es Hollywood con su metralla de proyectos cinematrograficos cargados de puros efectos, el recurso se quema y mas alla de ello no hay un buen guión que mantenga al espectador amarrado a la butaca…..

  • Raúl

    ¿Es broma? Espero que sí, de otro modo es un trabajo de calidad ínfima.