Bonnie tiene 39 años, es danesa y madre de tres hijos. Desde los 18 años trabaja como prostituta.

Vive en un pequeño pueblo de Sealand, donde trabaja todos los días de 9 a 16. Cuando su jornada concluye va a buscar a sus hijos a la escuela y se va a casa donde comparte con Noa de 6 años. Michellla de 16 años vive en su propio apartamento y Oliver de 14 está en un internado debido a que comenzó a juntarse con algunos chicos malos, lo que le trajo más de algún problema legal.

Noa el más pequeño piensa que su madre tiene un trabajo como señora de limpieza en hogares ajenos, en cambio los dos chicos más grandes ya saben del trabajo de su madre, lo que les hizo vivir más de alguna compleja situación en la escuela.

Lo más importante para Bonnie son sus hijos y vivir con la esperanza de que ellos tendrán una mejor infancia y vida de la que a ella le tocó vivir.

La fotógrafa danesa Marie Hald quiso documentar la vida de Bonnie y este es el resultado.

 


1c,xlarge.1377172420 1e,xlarge.1377172426 1g,xlarge.1377172433 1r,xlarge.1377172438 1t,xlarge.1377172445 9bonnie,xlarge.1396130263 NOR5743red,xlarge.1377172388 NOR2238A,xlarge.1377172374 NOR1142,xlarge.1377172369 NOR0090,xlarge.1377172365 HAL4312,medium_large.1377172358 NOR6641,xlarge.1377172391 NOR7425,xlarge.1377172395 NOR9221,xlarge.1377172398 NOR9760,xlarge.1377172405 NOR9896,xlarge.1377172410