CXpgqHMJ-MM

Los fanáticos de la animación tiene una nueva razón para estar felices. Es que Bear Story, un corto de origen chileno, viene ganando cuanto premio se le cruza frente a sus narices. La historia ya ha triunfado en los festivales de norteamericanos de Cleveland, Palm Springs, Nashville y River Run, y ahora ha sido nominada a los Premios Oscar en la categoría “Mejor Cortometraje Animado”.

Captura de pantalla 2016-01-14 a la(s) 12.48.45

Su director, Gabriel Osorio, nos cuenta que significa estar ya preseleccionada para los premios de la Academia y otros detalles de su película.

Sinceramente, nunca imaginé que el corto tendría tan buena recepción en el circuito de festivales. Realmente es un corto un poco raro, es triste y más aún deja preguntas sin responder. Para mi, “Bear Story” simplemente era una historia inspirada en una experiencia personal, que sentía la necesidad de contar.

Fue una gran sorpresa ver que no sólo a mi me gustaba y me emocionaba, sino que a otras personas también les llegaba el mensaje. Y creo que esa puede ser la razón de los reconocimientos, es un historia muy intima, muy humana, que permite a la audiencia crear una conexión y una empatía.

¿Qué significa para vos como realizador que tu película ya esté preseleccionada para la categoría de Mejor cortometraje animado de los premios Oscar?
Es un orgullo tremendo, el corto llegó a una etapa y a un nivel de reconocimiento internacional que nunca imaginé. Aún estoy sorprendido, pues como te comentaba, yo solo quería hacer la película y contar la historia. También siento que es un reconocimiento al tremendo trabajo que se esta haciendo en animación en Chile, esta obra es producto del trabajo de varios artistas chilenos, y creo que es un reflejo del nivel que estamos alcanzando.
Captura de pantalla 2016-01-14 a la(s) 12.39.48
¿Cómo nace Bear Story? ¿Tiene algún hecho real que la haya generado?

Mi abuelo, Leopoldo Osorio, fue detenido durante la dictadura en Chile en 1973. Estuvo en la cárcel por dos años y después fue exiliado a Inglaterra y forzado a alejarse de su familia.

Una parte de mi infancia fue marcada por la presencia invisible de un abuelo lejano,  que no estaba muerto, pero que no existía en mi mundo.

Si bien Bear Story no trata sobre la vida de mi abuelo, es él y la huella ausente que dejó en mí, lo que inspira esta historia.

Uno al ver Bear Story se queda con cierto sabor amargo. ¿Cuál es la función de un artista ante el público?

Siempre me ha gustado el cine que deja preguntas al espectador, que tiene la capacidad de hacerte pensar o recordar algo más allá de los límites del frame de la película. En ese sentido, desde el comienzo, mi idea fue que Bear Story fuera una historia melancólica, con final agridulce.

Bear Story deja algunas preguntas sin responder. ¿Qué paso con la familia del oso? ¿Dónde están? Las mismas preguntas que lamentablemente se realizan hasta hoy cientos de familias que aún no logran dar con el paradero de sus padres, hijos o abuelos. Preguntas que espero no se vuelvan a repetir nunca más.

Captura de pantalla 2016-01-14 a la(s) 12.49.31

Captura de pantalla 2016-01-14 a la(s) 12.40.14

¿Cómo fue recibida la película entre los chilenos?

Para mi fue revelador el hecho de que, a pesar que la película no es literal, la gran parte de los chilenos que la han visto han hecho la conexión con la dictadura de manera automática y sin esfuerzo. Creo que sin duda la dictadura dejó en todos los chilenos una huella terrible e indeleble, que hasta hoy se puede sentir en nuestra sociedad.

¿Cómo trabajaste técnicamente hablando en Bear Story?

Como somos un equipo pequeño, a pesar de ser director y estar a cargo de la parte narrativa, también trabajo en varias partes mas técnicas de la producción, como por ejemplo en la iluminación, cámaras y render. Yo estudié artes plásticas, pintura, por lo cual siempre el look de mis obras y la iluminación ha sido un tema central.

Captura de pantalla 2016-01-14 a la(s) 12.39.12

¿Por qué un oso?

Llegué al personaje de un oso por varios motivos. La primera vez que vi a mi abuelo que volvió a Chile yo tenía alrededor de 7 u 8 años. y la impresión que me dio fue la de una persona enorme, gigante, y creo que siempre lo asocié con un oso. También tiene que ver con que los osos son animales que no existen en Chile, la primera vez que vi uno fue justamente en un circo. Creo que esas dos ideas y recuerdos, la primera vez que vi un oso y la primera vez que vi a mi abuelo se mezclaron en mi cabeza como un sólo recuerdo.

¿Qué influencias artísticas reconocés en tu trabajo?

Muchísimas, y de diversas fuentes. Desde la pintura Rembrandt, Velazquez y Hopper, entre otros, siempre han sido grandes referentes en términos de iluminación, puesta en escena, encuadre.  Desde el cine, siempre me he sentido fuertemente inspirado por la fuerza de el cortometraje “More” de Mark Osborne, por el desarrollo de las películas de Lynch o Nolan y el look de los cortos de los hermanos Quay.

El comic también es una fuente muy fuerte de inspiración, como las novelas gráficas “Maus” de Art Spiegelman y “The Arival” de Shaun Tan.