Batman

Si bien todavía no lo bautizaron, este 2014 podría ser considerado el Año Internacional de Batman. Tres son las razones de semejante afirmación. Existe la razón más conocida que responde al primer número de una revista de historietas donde debutó el encapotado. Ese número 27 de la revista norteamericana “Detective Comics”, que  anunciaba las increíbles y únicas aventuras del nuevo personaje, apareció en mayo de 1939, con un precio de tapa de 10 centavos.

Esta identidad oculta que caracterizó al nacimiento del encapotado parece ser el común denominador de la verdadera historia de su creación y aquí llegamos a la segunda (y tercera) razón para hablar de Año Batmaniano. Se sostiene que el creador del personaje ha sido el dibujante norteamericano Bob Kane, tratando de ocultar la verdadera identidad del padre de la criatura, el guionista Bill Finger.

Cuando la casa editora, lo que después se conocería como DC Comics, le encarga a Bob Kane la creación de un superhéroe que conviva con su exitoso Supermán, la devolución creativa, en un principio, nada tenía que ver con lo que después se conocería bajo el nombre Batman. Su propuesta era un personaje rubio, parecido al hombre de acero, que estaba vestido de  traje rojo, con una especie de pantalón corto negro, sin guantes y con un pequeño antifaz negro que casi no alcanzaba a cubrir su cara. Fue el guionista William Finger, quien recibía un pago semanal por parte de Kane, el que le dió la imagen que hoy conocemos. Además de los guantes negros, el color gris oscuro del uniforme, la capucha, y la capa con forma de alas de murciélago, Finger le sugirió el nombre, Bruce Wayne. Además de inventar la Baticueva, el Batimóvil, Ciudad Gótica, el Joker (el Guasón mexicano), el Pingüino, el Acertijo, Robin y hasta el fiel mayordomo Alfred.

Por todo esto, la figura ocultada deliberadamente por Kane, en varias oportunidades, del verdadero creador del hombre murciélago merece un acto de justicia, típico del personaje de Ciudad Gótica. Porque este año se conmemoran los 100 años del nacimiento del norteamericano Bill Finger y 40 años de su muerte. Recórcholis, Batman!

 

Para ver la imagen a tamaño real haz click acá